Archivo | Filosofía RSS feed for this section

Belleza

4 Ene
«Siempre suspiramos por visiones de belleza, siempre soñamos mundos desconocidos» (Máximo Gorki). Pero ¿De qué belleza hablamos? ¿La de los cánones estereotipados de los medios de comunicación? ¿La impuesta por la alta costura, la moda y el miedo al ostracismo social? O, quizás y solo quizás, cuando hablamos de belleza; ¿Hablamos de belleza real? La de una sonrisa, el brillo de una mirada, el calor de una familia, un amanecer en una ciudad de asfalto, o el amor… La naturaleza, la vida, y entonces la sangre fluye a través de mi como un río corre libre por las montañas. Siento que, a veces, todo fluye a través de mi, todo. Pero hay momentos que nada fluye, que se colapsa, que hay un atasco y nada avanza. Como la rabia de amar, como reír por no llorar, como «un secreto que se vende y una historia que no se entiende».  Y aún así, la belleza de las cosas buenas que me rodean, me llama. Y fluye la risa que vibra a través de la música que crea… y retumba y te invade. Y fluyen también las lágrimas, y el llano llanto y los gemidos, pero les dejo pasar. Y también fluye el amor, la rabia y el odio. Y los segundos escapan, como el amor y la alegría; y aunque trates de retenerlos no puedes, como sujetar el agua del mar o la arena blanca en tus manos, que cuanto más aprietas, más rápido se desvanece… y vuela. Y yo me digo: La belleza es sublime, ¿no? La belleza… la belleza duerme en los ojos de quien la observa.

 

 

Anuncios

El agua y la ducha

4 Ene

¿No os parece que el ruido del agua al correr es fantástico? Es una fuente de relajación increíble, y sobre todo, de meditación. Últimamente está muy de moda bromear con la «filosofía de la ducha», yo creo que es totalmente cierto. Cuando nos estamos limpiando – de lo guarro que llegamos de la calle –  encontramos un momento de soledad, tranquilidad y reflexión. A esto, súmale el catártico sonido del agua al repicar contra el – muy posiblemente – blanco mármol bajo tus pies. Y con la temperatura perfecta de cada uno, algunos cociéndose en su jugo cual caldo de pollo, y otros congelandose intentando simular a un buen Häagen-Dazs. Y el agua pasa por tu cabeza y tu cuello, y entre tus cabellos y «fluye a través de ti como la lluvia, y no siento otra cosa que gratitud por cada instante de mi estúpida e insignificante vida. No tienen ni idea de lo que les hablo, seguro, pero no se preocupen: algún dia la tendrán.» (American Beauty: Lester Burnham, 1999).

Sigue leyendo

2012

2 Ene

Hola a todos de nuevo. Sé que he estado un buen tiempo sin escribir nada, pero con todo el ajetreo de acabar el último tramo del cuatrimestre, las Navidades y estas cosas he estado liadísimo. Así que hoy, 2 de enero, creo que es un buen día para volver a ponerme – por primera vez en serio – con este Blog; en el que por cierto pienso mucho. Hay dos cosas importantes que os quiero explicar en este entrada:

«The final» by Lacza (DeviantArt)

Sigue leyendo

Teoría de los Arcos Dorados

27 Sep

Recuerdo que hace un tiempo discutía con un amigo sobre si el logo de McDonald’s son unos arcos dorados o una M amarilla. Yo era el defensor de que era una gran letra M representando el nombre McDonald’s pero por lo visto él tenía razón. Resulta que hace poco, y no recuerdo cómo, descubrí lo que se llama la Ley de los Arcos Dorados. Desarrollada por Thomas Friedman de New York Times y tres veces ganador del premio Pullitzer.

Se trata de un principio que enuncia lo siguiente: “Nunca ha habido dos países, ambos con McDonald´s, que hayan tenido una guerra desde que McDonald´s se instaló en ellos”. Puede parecer una auténtica tontería, pero resulta ser cierto. Contaba con dos supuestas excepciones: Sigue leyendo

La navaja de Ockham

22 Sep

El principio metodológico de navaja de Ockham se basa en la idea de que la explicación más lógica sea, probablemente, la correcta. Existen pues muchísimas aplicaciones para este pensamiento. Tradicionalmente se ha creído que esta teoría cae en el reduccionismo absurdo y no despliega argumentos válidos. Desde luego no es ciencia, pero desgranando un poco me he dado cuenta de que hay tres disciplinas donde esta metodología se puede aplicar con bastante satisfacción: informática, estadística y economía.

En informática se podría aplicar, ya que al programar y/o editar código el principio que se sigue es el de KISS (Keep It Simple, Stupid!) el cual nos dice que cuanto más simple es una tirada de código, cuanto más precisa, mejor es. Si se puede conseguir el mismo programa con menos lineas mejor, ya que agiliza el sistema y evita posibles errores en el futuro. Sigue leyendo

La moneda (II)

20 Sep

Ayer os comentaba una mini historia que me había inventado en base a unos textos que leí en clase de teoría política. Como os dije tiene una continuación basada esencialmente en el libro de Gardner. La clave de la cuestión es cómo afectan las probabilidades a la concepción que tenemos del mundo. Hoy he escuchado una verdad absoluta, aunque un poco tonta, es brutal: “Ahora mismo, llueve, o no llueve.” No hay más opciones, si sales a la calle y lo compruebas verás que o está lloviendo o está haciendo cualquier otra cosa, es decir, ‘no-lluvia’. Algunos diréis que es una estupidez porque no nos lleva a ningún sitio, estoy de acuerdo, pero no deja de ser una verdad como templo. La continuación de la historia va por estos lares, aquí está:

El hombre alto de aspecto tenaz y vigoroso, de pie con la moneda en la mano, miró al otro. Sonrió levemente, como complacido por la respuesta. Quizás incluso sorprendido por ésta. Y el de ojos vendados estaba henchido de orgullo y satisfacción. Entonces, el lanzador sacó otra moneda del bolsillo y con un elegante gesto, cargado de ego y ambición, lanzó ambas monedas al aire. Las recibió en la mano y preguntó: – Tengo dos monedas, en una de ellas ha salido cara, pero te dejo adivinar ¿Qué probabilidades hay de que la otra también lo sea? Sigue leyendo

La moneda (I)

19 Sep

Ayer me tuve que leer un texto muy interesante para la universidad, se llama Realismo y antirrealismo en las Ciencias Sociales (Bunge, 1995) recogido en el fascículo 61 de la revista Mientras tanto, hay una parte que trata sobre las probabilidades y quise hacer un mini-relato sobre ello, que ahora se ha convertido en una entrada del blog. La siguiente idea está inspirada en el texto de Mario Bunge y en Probability Paradoxes (Gardner, 1992).

Se encuentran en una habitación dos personas bien vestidas y serias. Uno de los dos tiene los ojos vendados y está sentado en una silla, el otro saca una moneda del bolsillo y la lanza al aire. Al caer sobre la palma de la mano del lanzador, éste le pregunta al vendado: – ¿Qué probabilidades hay de que sea cara?. A lo que el hombre en la silla le responde: – Pues, pueden haber sucedido dos cosas. La primera, que hayas lanzado la moneda y haya salido cara, en ese caso hay un 100% de probabilidades que sea cara. O bien, podrías haber lanzado la moneda y que haya salido cruz, entonces no cabría esperanza para la cara.

Sigue leyendo