Rubén Sospedra

Me llamo Rubén Sospedra Díaz-Maroto y nací en l’Hospitalet del Llobregat en 1991. Mi infancia fue breve, alegre y distraída. Viví en varios lugares de las cercanías de Barcelona y cambié bastantes veces de colegio. Hasta que finalmente, vinimos a vivir a la ciudad Condal. Desde entonces, más o menos, me he estado curtiendo como lo que soy ahora (no nos engañemos, poca cosa; aún :D).

Estudié en el Instituto de Bachillerato Jaume Balmes y gracias a esto me encontré a mi mismo. Allí conocí a gente estupenda que me ha sabido tratar en los momentos difíciles y me han mostrado el camino de la rectitud felicidad. Además, el centro me brindó una de las oportunidades más fantásticas de toda mi vida. En el período 2007 a 2008 me saqué el título de entrenador escolar de fútbol cinco, el de dinamizador de actividades deportivas y el de monitor de iniciación deportiva. Desde entonces he estado trabajando de entrenador para la asociación deportiva, y además, actualmente soy miembro de la junta directiva. Hace dos años quedamos cuartos en la Copa Cataluña y el último año segundos en la Liga regular del CEEB. Estudié el bachillerato social-humanístico y pasé la selectividad con una respetable nota de corte. Así pues, me apunté a Ciencias políticas y de la Administración pública.

Llevo ya dos años cumplidos, estudiando el tercero. Todo marcha bien, y a este ritmo el año que viene estaré graduándome como politólogo, ¿Qué haré? Ojalá yo mismo lo supiese, solo sé que quiero trabajar en Google (guiño, guiño) en algún momento de mi vida.

Hasta aquí mi escaso currículo académico, de forma autodidacta podría ampliar bastante más pero en este país enfermo de titulitis no creo que valga de mucho. Aunque cabe decir, que estoy aquí, en este blog, precisamente por eso. Mi afán de curiosear, de saber más de las cosas, y de compartirlo. Me gusta educar – véase que soy entrenador – y me gusta aprender, y creo que este portal es un buen sitio para ambas cosas. Respecto a mi tiempo libre, lo dedico básicamente a los videojuegos, el blog, hacer deporte, quedar con los amigos y con la churri (guiño, guiño :D) y estudiar hacer el vago. Nada fuera de lo común.

En fin, como podréis apreciar en este blog me fascinan las historias con finales sorprendentes, las informática, las cosas ordenadas y sencilla, el color amarillo, las bicicletas, y la comida. No sé, muchas cosas. Solo me queda desearos una feliz estancia en este blog, y si me queréis contratar para algo ya sabéis, contactad conmigo.

A %d blogueros les gusta esto: