La moneda (II)

20 Sep

Ayer os comentaba una mini historia que me había inventado en base a unos textos que leí en clase de teoría política. Como os dije tiene una continuación basada esencialmente en el libro de Gardner. La clave de la cuestión es cómo afectan las probabilidades a la concepción que tenemos del mundo. Hoy he escuchado una verdad absoluta, aunque un poco tonta, es brutal: “Ahora mismo, llueve, o no llueve.” No hay más opciones, si sales a la calle y lo compruebas verás que o está lloviendo o está haciendo cualquier otra cosa, es decir, ‘no-lluvia’. Algunos diréis que es una estupidez porque no nos lleva a ningún sitio, estoy de acuerdo, pero no deja de ser una verdad como templo. La continuación de la historia va por estos lares, aquí está:

El hombre alto de aspecto tenaz y vigoroso, de pie con la moneda en la mano, miró al otro. Sonrió levemente, como complacido por la respuesta. Quizás incluso sorprendido por ésta. Y el de ojos vendados estaba henchido de orgullo y satisfacción. Entonces, el lanzador sacó otra moneda del bolsillo y con un elegante gesto, cargado de ego y ambición, lanzó ambas monedas al aire. Las recibió en la mano y preguntó: – Tengo dos monedas, en una de ellas ha salido cara, pero te dejo adivinar ¿Qué probabilidades hay de que la otra también lo sea? Como balanceándose un poco, el hombre con los ojos vendados meditó apenas unos segundos, y respondió: – Digamos que tienes dos monedas iguales, de las cuáles al menos una es cara. Sería muy aburrido que te dijese que existe un 50%, o una respuesta similar a la anterior. Creo que pueden pasar tres cosas, que una moneda sea cara y la otra cruz, que una moneda sea cara y la otra cara, o que una moneda sea cruz y la otra cara. Ya que no sé cuál es la moneda en la que ha salido cara. Así que existe un tercio de posibilidades de que salga cara en la última moneda. Alzose  de repente el hombre vendado y se rió en la cara del otro. Este último se dejo llevar por la ira y asesinó brutalmente al pendenciero hombre que había repuesto correctamente a sus preguntas.

Lo primero de todo, deciros que el sorprendente final es para contentar a un lector del Blog que no pensaba que fuese a haber una trifulca final, ¡Ahá! Aquí la tienes :) Luego, esta parte es un poco más difícil que digerir que la primera, pero no estoy loco. Este razonamiento se basa en el supuesto de que la alteración de los factores cambia el producto final, esto es, que M1+M2 no es lo mismo que M2+M1; lo cual se demuestra cierto según la aplicación material, en este caso no especificada, así que válida. Así pues, las posibilidades no son de una contra dos, sino de una contra tres; que son las posibles combinaciones.

Espero que os haya gustado esta mini historia, bastante paranoica y posiblemente mal explicada. A mí, personalmente, me ha parecido una reflexión brutal, sobre las probabilidades y me ha recordado al caso de ‘El problema de Monty Hall‘ que en 1990 se formuló para saber cómo responder correctamente a la típica pregunta en la cual debes elegir una de las tres puertas, en donde solo hay una que tenga premio. Las matemáticas pueden ser verdaderamente curiosas, quién lo iba a decir.

Anuncios

4 comentarios to “La moneda (II)”

  1. Santiago 20 septiembre, 2011 a 17:10 #

    El problema de Monty Hall este, es el que sale al principio de 21 BlackJack no?

    • rubensospedra 20 septiembre, 2011 a 17:15 #

      Pues no lo sé la verdad. Es el que se plantea en el libro de Mark Haddon ‘El curioso incidente del perro a medianoche’, yo lo descubrí allí. Quizás ahora puedes ligar más información ;)

  2. Xiakdra 20 septiembre, 2011 a 17:11 #

    Un poco paranoica pero como diría Obama: Not bad

Trackbacks/Pingbacks

  1. La moneda « Bursos Blog - 21 septiembre, 2011

    […] curioso cuando me lo imaginé todo, espero que os haya fascinado tanto como a mí. Mañana colgaré la segunda parte de este mini-relato y completaré lo qué quiero deciros. En fin, tengo la sensación de que no […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: